Campo de Golf

Campo de Golf

¡Haz clic aquí para conocer los 18 hoyos de nuestro campo de golf!

Tee de Práctica

Contamos con 18 módulos, el putting Green, la mini cancha de 5 hoyos, máquina dispensadora de bolas y una plazoleta de descanso.

HORARIO

De 5.30 a.m. a 7.00 p.m. Martes a Sábados
De 5.30 a.m. a 6.00 p.m. Domingos y festivos

Los 18 hoyos de golf en Caujaral están repartidos en la clásica proporción de cuatro par 3, cuatro par 5 y diez par 4, con un total de par 72 y un patrón de cancha de 71,2 desde los ‘tees’ azules; 69,3 desde los blancos y 69,5 desde los rojos. El campo fue diseñado por el arquitecto de golf de Boynton Beach (Florida) Joseph L. Lee, que con su socio Dick Wilson creó canchas de tanta fama como la del Doral en Miami, tres campos de la PGA en Palm Beach Gardens (uno de ellos en el que se juega el Optimist International Junior Golf Championship), Calloway Gardens, Jekl Island y Sea Island en Georgia, junto con otros ocho escenarios en Bahamas y dos de Disney World en la Florida, para mencionar solo unos pocos.

No hay un solo hoyo repetido. Hay 9 hoyos con agua y 3 hoyos que balancean sobre el borde de un abismo. Hay 3 ‘tees’ con una caída de varios metros sobre el ‘fairway’, que hacen que el jugador que sienta como un verdadero campeón. Los ‘greenes’ tienen trampas a su alrededor colocadas con una malicia que exige otro tanto de malicia en el ‘approach’. No hay ningún campo paralelo para efectos de dejar sin castigo un ‘slice’ o un ‘hook’; los hoyos 2 y 3 corren paralelos, pero con una cortina de bosque de por medio; los hoyos 6 y 7 también están juntos, pero separados por el agua de un canal.

De los par 4 y par 5, no hay sino dos hoyos rectos, el 1 (par 5) y el 16 (par 4), pero ambos tienen unos ‘fairways’ bastante ondulados y sus bordes, muy irregulares. Los otros tres hoyos par 5 son doble ‘pata de perro’. Todos los ‘fairways’ están bordeados por bosque, por agua o por un abismo, lo que ha inspirado el comentario general de que “Caujaral no perdona un golpe malo”. Para el juego normal, cada hoyo cuenta con cuatro ‘tees’: azules, para campeonato; blancos, para jugadores regulares; dorados, para principiantes, y rojos, para damas. No hay ningún azar de agua o búnker colocado con el objeto de hacerle más difícil la vida a un ‘machaco’.

No hay una proliferación de búnkeres, ya que el campo cuenta con escasamente 51, es decir, un promedio de menos de tres por hoyo. Muchos tienen el fin de definir visualmente los ‘greenes’ y no fueron ideados como castigo. El campo tampoco es largo, pues mide 6.585 yardas desde los ‘tees’ azules; 6.220, de los blancos y 5.310, de los rojos. Los hoyos más exigentes tienen una ruta al ‘green’ peligrosa y azarosa para el tigre cazando un ‘birdie’ y otra ruta más segura y fácil para el conejo buscando asegurarse su ‘bogey’. El ‘drive’ corto o mal colocado deja un castigo de un segundo golpe ciego en algunos hoyos, como el 9, el 10, el 15 y el 17. Los ‘greens’ son todos irregulares en forma, todos amplios, pero sin ondulaciones demasiado exageradas.